ESPACIOINNOVA, el mayor foro de innovación y tecnología en EXPOLIVA17

Email Imprimir

 

aovepremium_expoliva

Citoliva organizó el pasado 12 de mayo, en el marco de la XVIII Feria Internacional del Aceite de Oliva e Industrias Afines EXPOLIVA 2017, la V edición de ESPACIOINNOVA ‘Transferencia y Acción’, el foro referente de transferencia científica y tecnológica para la industria oleícola, que se convirtió en el principal punto de encuentro de las administraciones públicas, el tejido empresarial, la comunidad investigadora y las organizaciones sectoriales vinculadas a la I+D+i.

 

Como novedad, esta quinta edición estuvo organizada conjuntamente con el Centro Tecnológico AZTI, con el objetivo de potenciar la innovación en el sector olivarero y en otros sectores afines. AZTI y Citoliva presentaron en distintos bloques temáticos, los últimos avances en el campo de la valorización, la mejora de la calidad del aceite de oliva y la lucha contra las enfermedades que amenazan a nuestro cultivo.

 

En el primer bloque, AZTI celebró un Workshop en el que dio a conocer los principales resultados del proyecto europeo SUMO (Sustainable Use of bioMass from Oleaginous processing), financiado por ERANET LAC, en el que participan centros de referencia en investigación alimentaria pertenecientes a distintos países europeos y latinoamericanos, que aportaran nuevas vías de valorización para el desarrollo sostenible del procesado de subproductos derivados de la producción de aceite de oliva y colza. Los representantes del proyecto SUMO en España, Portugal, Uruguay y Argentina, expusieron los objetivos y la situación actual del proyecto, así como algunas muestras de productos con posible interés comercial, obtenidos en el curso de sus investigaciones. El Workshop contó además con la participación de empresas, consultores y entidades académicas que presentaron casos de éxito reales en la valorización de subproductos derivados del aceite de oliva en el campo de la cosmética, la biotecnología, la industria cerámica, etc. Entre los ponentes, participaron: el director general de la Asociación Nacional de Empresas de Aceite de Orujo (ANEO); el director general de la empresa TERGUM; el director técnico de TecnoFood I+D Soluciones S.L.; la responsable de biotecnología de IDENER; y el profesor Eulogio Castro del Centro de Estudios Avanzados en Energía y Medio Ambiente de la Universidad de Jaén.

 

En el segundo bloque, Citoliva hizo públicos los últimos avances en el tratamiento del fruto para mejorar la calidad de los aceites vírgenes extra, que se extraen de un estudio pionero en España que está llevando a cabo, denominado “AOVE PREMIUM”: Tecnología Postcosecha en la obtención de Aceite de Oliva Virgen Extra Premium’, financiado por la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, cuyos resultados, a nivel de laboratorio, muestran como el almacenamiento del fruto aumenta ligeramente la extractabilidad del aceite en frutos con mayor índice de madurez. También se ha observado como los parámetros de calidad se ven ligeramente afectados a lo largo de la maduración del fruto, y como el almacenamiento de éste influye negativamente en la calidad de los aceites a partir de las 5 horas desde su recolección. A nivel industrial, se ha observado como los frutos no lavados producen aceites con mayor intensidad en frutado, mientras que los frutos lavados además pueden presentar defectos como ‘moho/húmedo/terroso’ y ‘avinado/avinagrado’ partir de las 24 horas de almacenamiento.

 

Bajo el título de la conferencia “Componentes minoritarios del AOVE en fritura: ¿Alternativa culinaria para la obtención de alimentos saludables?”, y dentro del mismo bloque, el centro tecnológico presentó los resultados preliminares del proyecto “FRITURA EXCELENCIA”: ‘Utilización del aceite de oliva virgen extra en fritura. Efecto sobre las propiedades sensoriales y bioactivas de los alimentos’, financiado por la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, que supone un avance sobre las variables que intervienen en la técnica de fritura desde el punto de vista de la transferencia de compuestos minoritarios entre el aceite de oliva virgen y el alimento, como alternativa culinaria para la obtención de alimentos saludables; a la vez que aborda el desarrollo de métodos para el análisis de estos compuestos en el alimento frito. Entre los resultados que se hicieron públicos destaca el papel de la composición química que presentan los aceites de partida como elemento clave para modificar el perfil fenólico de los alimentos; y su importancia al medir el grado de deterioro ocasionado en los aceites de oliva vírgenes por la propia técnica de fritura.

 

En el tercer bloque, dedicado a los últimos métodos de control y lucha de plagas y enfermedades, Citoliva presentó de la mano del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC), los primeros resultados de “POnTE”, el primer gran proyecto transnacional de investigación financiado por la Comisión Europea a través de Horizonte 2020 para avanzar en la lucha contra la bacteria ‘Xylella fastidiosa’ en el olivar,- en el que participa Citoliva- que ha permitido optimizar los procedimientos de diagnóstico de la bacteria, sus subespecies y variantes genéticas; ha desarrollado técnicas de detección temprana de la enfermedad con sensores remotos; he identificado potenciales especies de insectos vectores en diversas regiones españolas; y las zonas geográficas con condiciones climáticas más favorables para el desarrollo de la bacteria y sus subespecies.

 

Además, como socio del proyecto europeo de investigación y desarrollo “ENTOMATIC”, liderado por la Universitat Pompeu Fabra (UPF) y financiado por el VII Programa Marco, expuso los últimos avances la investigación, con los que da respuesta a una de las principales demandas del sector, al ofrecer una nueva herramienta automatizada de detección de la mosca del olivo, basada en un rediseño de las trampas McPhail que incluye un sensor de moscas opto-electrónico y un sistema de comunicaciones de bajo consumo a 868 MHz, de modo que tanto la información como las posibles alertas sobre la población de moscas de un área determinada puedan ser fácilmente visualizadas en un portal web, y por consiguiente, combatidas con más efectividad. Además, reducirá el consumo y la dependencia energética de los cultivos y racionalizará el uso de plaguicidas para combatir este insecto, a la vez que reducirá los daños en la aceituna y producción de aceite de oliva.

 

De la mano de un grupo de investigadores de la Universitat Pompeu Fabra (UPF), el centro tecnológico dio a conocer las conclusiones de los experimentos previos realizados con el sensor en laboratorio que han permitido alcanzar valores del 91% de acierto en la identificación de la especie Batrocera Oleae con respecto a otros tipos de mosca. En cuanto al sistema de comunicaciones propuesto, éste ha demostrado su eficiencia con más de un 95% de eventos correctamente enviados y una duración desatendida del sistema estimada en más de 200 días.